Cala Galdana

Cala Galdana

La playa de cala Galdana es una de las más atractivas, populares y frecuentadas de toda Menorca, tanto por parte de los turistas como de los habitantes de la isla. Cala Galdana forma parte de un centro turístico importante aislado en una extensa región virgen. 

Esta playa, aparte de tener unas excelentes condiciones naturales, cuenta con la ventaja de conceder acceso a múltiples servicios y comodidades. Eso que para muchos es ventaja se puede convertir en todo lo contrario para los que buscan parajes más vírgenes y menos frecuentados.

Cala Galdana pertenece al término municipal de Ferrerías y está situada a cerca de siete kilómetros de dicha localidad. Se localiza en el litoral sur de la isla, en una posición estratégica en pleno centro, lo que permite un acceso bastante fácil a otras calas de los alrededores de la parte meridional de Menorca. Geográficamente está ubicada entre el Morro de Ponent y el Penyal Vermell.

En el entorno que rodea a la cala hay dos urbanizaciones separadas por el Torrent d’Algendar, como son Cala Galdana y la Serpentona, ambas con origen en el gran desarrollo turístico que se produjo durante los años 60-70 en la zona. 

Hacia el oeste, Cala Galdana se encuentra a apenas dos kilómetros de las calas Macarella y Macarelleta. Hacia el este y más cerca aún, cerca de un kilómetro, están las calas de Mitjana y Mitjaneta. Estas playas vírgenes son de las más bonitas de Menorca, y puedes llegar a ellas caminando por la costa. 

Cala Galdana está en un entrante de mar que conforma una enorme ensenada flanqueada por acantilados de cierta altura en los que se extienden frondosos pinares y abundan establecimientos turísticos y residencias particulares. 

Es una de las calas más grandes de toda Menorca y confluye en tierra con las desembocaduras de los torrentes Algendaret y Algendar. Este último está canalizado en un lateral de la playa, originando una zona húmeda que conserva una gran riqueza animal y que sirve también como embarcadero para naves de poco calado, en lo que se conoce como el río de Cala Galdana.

La Playa de Cala Galdana

El arenal que forma la playa tiene unas dimensiones de algo más de 400 metros de longitud por 40 metros de ancho. Está flanqueada por los miradores des Riu y de Sa Punta, que ofrecen unas maravillosas vistas panorámicas de toda la bahía. 

Respecto a su estructura, los pinos llegan prácticamente hasta el borde la playa, que está compuesta por arena blanca y fina y forma una pendiente suave en su entrada en el mar. Las aguas son tranquilas y cristalinas. Esa circunstancia la convierten en una playa muy segura para el baño. 

Además, sus condiciones subacuáticas hacen que sea óptima para fondear embarcaciones y esas barquitas pequeñas suelen formar parte habitualmente del paisaje playero.

Cala Galdana resulta ideal como destino para quienes busquen unas vacaciones tranquilas en las cercanías de una gran playa, con todas las comodidades al alcance. 

Igualmente, tiene un ambiente muy familiar y es muy adecuada para quienes viajan con niños, ya que es muy fácil llegar hasta ella, tiene poca profundidad y es muy ancha, por lo que tiene mucho espacio para jugar. 

Además, el oleaje no es muy fuerte gracias a su forma cerrada, lo que la convierte en una gran piscina natural, una playa segura y muy agradable.

Al estar junto a una zona urbanizada la playa está bien dotada con múltiples servicios, ya que en los alrededores se puede encontrar todo tipo de alojamientos, hoteles y apartamentos, así como numerosos bares, restaurantes, bares de copas, quioscos, farmacias, tiendas o supermercados. 

En la playa misma hay socorrista, alquiler de hamacas y sombrillas, duchas públicas y se pueden practicar diferentes tipos de deportes náuticos, a bordo de lanchas a motor, hidropedales o kayaks. 

También cuenta con chiringuitos, siendo el más reconocido el mítico “Toni”, situado al final de la playa y justo debajo del Hotel Cala Galdana.

Playa de Cala Galdana

Qué hacer en Cala Galdana

Además de las actividades propias de la playa, Cala Galdana es un buen lugar para la práctica del senderismo, ya que forma parte de dos tramos de la ruta a través del famoso Camí de Cavalls, sendero que circunda todo el litoral menorquín. 

Así, el tramo 13 separa Cala en Turqueta de Cala Galdana, en un recorrido de casi siete kilómetros que atraviesa una región muy pintoresca marcada por la presencia de numerosos barrancos, pasando también por Cala Macarella y Macarelleta

Por su parte, el tramo 14 empieza en Cala Galdana, encaminándose hacia el este hasta llegar a la playa de Santo Tomás, durante un camino de casi diez kilómetros con vistas espectaculares del mar y disfrutando de gran variedad de especies vegetales. Este último tramo pasa por las playas de cala Mitjana y Mitjaneta y por la pequeña playa de Binigaus.

En Cala Galdana se pueden encontrar también bastantes escuelas que prestan sus servicios y alquilan el equipo necesario para actividades como el submarinismo, paddle surf, esquí náutico o la pesca deportiva.

Cómo llegar a Cala Galdana

Llegar hasta Cala Galdana por carretera no es nada complicado, ya que está bien señalizado. Desde la carretera que comunica Mahón y Ciudadela habrá que ir en dirección a Ferreries. Al llegar a esta localidad, que se encuentra a unos 8 kilómetros de Cala Galdana, habrá que tomar un desvío que está muy bien indicado y no es difícil dar con él. 

Cuenta, también, con aparcamientos públicos, pero en los meses de verano puede resultar bastante complicado encontrar sitio libre cerca de la playa. No te preocupes, podrás aparcar algo más lejos de la playa.

Para esos meses de temporada alta es una buena opción acceder a Cala Galdana mediante el servicio público de autobús. Las líneas que llegan hasta allí son:

  • Línea 51: Mahón – Alaior – Es Mercadal – Fererríes – Cala Galdana.
  • Línea 52: Ciudadela – Ferreríes – Cala Galdana.
  • Línea 53: Ferreríes – Cala Galdana.

Alojamiento en Cala Galdana

Como es habitual en Menorca las playas turísticas suelen tener una oferta que se compone de unos pocos hoteles, complejos de apartamentos y villas. En Cala Galdana ,al ser una de las playas más turísticas es una de las que ofrece más cantidad y variedad de alojamiento.

Sobre todo vas a encontrar un buen número de villas y apartamentos  y un par de hoteles excelentes a primera línea de mar. A ello hay que añadirle que cuenta con uno de los dos únicos campings de toda la isla.

Deja un comentario